/* */

Sterapia Servicios

Psicología infantil


No se trata de una moda. Que cada vez haya más padres que recurren a la psicología infantil online es una buena señal. Significa que se detectan antes los problemas de conducta, comportamiento o aprendizaje que afectan a los más pequeños de la familia. También, que se ha perdido el miedo de confiar a los expertos la resolución de estas disfunciones. Y, por supuesto, que la atención psicológica infantil está dejando de ser un servicio exclusivo, solo al alcance de unos pocos.


Sigue siendo una decisión complicada, lo sabemos. Cada hijo es un proyecto vital en el que los padres habéis depositado tantas ilusiones y esfuerzos, que es un golpe duro asimilar que algo no funciona como debería. Desde nuestra experiencia, en Sterapia podemos reducir el nivel de vuestra ansiedad. Son pocos los casos en los que las disfunciones y trastornos infantiles revisten gravedad. Es más frecuente que sean pequeñas dificultades que se resuelven con rapidez, sobre todo si hay una intervención precoz.


Además, los niños son como esponjas también en lo que se refiere a absorber y sacar partido de lo que aprenden a través de la psicología infantil online. Con esta técnica, hemos encontrado la herramienta perfecta para establecer una relación cercana con ellos. Les resulta tan atractiva que nos saltamos el paso previo de ganarnos su confianza. Disfrutan asistiendo a nuestras sesiones, y están totalmente receptivos para participar en todo lo que les proponemos. ¡Anímate y comprueba con tus propios ojos la reacción de tu hijo!

Es el momento de la psicología infantil online


En Sterapia tenemos una visión integral también cuando hablamos de psicología infantil online. Necesitamos contar con la implicación de todos: progenitores, familia, entorno e, incluso, comunidad educativa, para dar a tu hijo la respuesta más acertada a su problema. La tecnología nos facilita mucho ese intercambio de información, poder hacer consultas que nos permitan detectar mejor las causas ocultas y pedir vuestra colaboración en terapias o tratamientos que queremos aplicar. ¡Nos ha abierto un abanico de posibilidades tan útiles!


Pero lo más importante es que este servicio de psicología infantil online está diseñado pensando en los más pequeños. Ya te hemos explicado que nos resulta mucho más fácil conectar con ellos mediante la psicología infantil online. También es más efectivo para mantenerte al corriente de lo que pasa en las sesiones, sin que perdamos esa parte de trato de tú a tú con ellos. Y es que, si no está presente ningún progenitor, el menor se siente más libre y relajado. Estas actuaciones espontáneas nos dan pistas muy relevantes sobre la personalidad y comportamiento del niño. Resultan verdaderamente útiles para los terapeutas infantiles.


Con esta modalidad de atención, queda absolutamente preservada la intimidad de tu hijo. Nadie le ve acudir al psicólogo, nadie le pregunta o hace comentarios que pueden llevarle a sentirse estigmatizado. Estamos solos, sin testigos ni influencias no deseadas. No se trata de que defendamos que la atención psicológica debe llevarse en secreto, ¡todo lo contrario! Pero somos conscientes de que los niños pueden verse más afectados si perciben la incomprensión de los demás. No queremos que se sientan como “bichos raros”. Eso sí, en nuestra consulta todos los niños y las niñas son excepcionales. ¡Pequeños tesoros exclusivos que tenemos la obligación de cuidar!

Las alertas que no debes dejar pasar de largo


Los niños chillan, se enrabietan, rompen cosas, desobedecen… También ríen, comparten, disfrutan y aprenden. Todo con una intensidad que nos deja agotados a los adultos que estamos a su alrededor. En el mundo infantil, la normalidad es el bullicio, el descontrol y el caos. Sin embargo, dentro de esa diversidad y dinamismo, existen ciertas señales que pueden alertarte de un problema que necesite de atención psicológica.


Ante la duda, siempre es preferible que acudas a nuestro servicio de psicología infantil online. Pero, sobre todo, no dudes en consultarnos si ves que tu pequeño cambia bruscamente de actitud. Cuando ese niño alegre y comunicativo se pasa las horas en silencio, ensimismado en un rincón. O si tu pequeño responde con una agresividad inusual ante cualquier acercamiento. Tú conoces mejor que nadie a tu hijo, que se convierta en un extraño para ti es la prueba más contundente de que necesita el apoyo especializado de la psicología infantil online.


También hay advertencias físicas que son determinantes desde la perspectiva de la psicología infantil online. El control de los esfínteres es un clásico. Tanto si un niño es incapaz de dejar de orinarse encima a una edad razonable, y una vez que se ha descartado una deficiencia o problema físico, como si ha vuelto a mojar la cama de forma repentina, cuando era un tema que tenía controlado. La falta de apetito, los problemas para conciliar el sueño, las pesadillas recurrentes… Entran dentro de esos avisos que los pequeños nos lanzan para hacernos saber que no se sienten bien.

Comportamiento, atención y aprendizaje


Patologías, trastornos y enfermedades mentales o emocionales que deben ser atendidas por la psicología infantil online; hay muchas y de naturaleza muy diversa. Sin embargo, todos ellos pueden agruparse bajo alguno de estos tres conceptos: aprendizaje, comportamiento y atención.


El grupo de los problemas relacionados con la atención está encabezado por el famoso TDAH y la más que recurrente Hiperactividad, que destacamos por ser los más conocidos a nivel general. Cuando este diagnóstico pasa por la ratificación de un psicólogo, empieza el camino de buenas noticias para niños y padres. Porque los tratamientos son muy efectivos, ¡solo te pedimos que nos consultes ante el primer aviso! Así nos aseguramos una reacción más temprana y, además, le ahorramos tiempo y experiencias negativas al menor.


Los trastornos relativos a la conducta y el comportamiento suelen estar más relacionados con carencias emocionales. Niños sobreprotegidos, o que no reciben la atención de sus padres, son candidatos preferentes a sufrir estos desequilibrios. En estas realidades, tan importante es que trabajemos con los menores como hacerlo con sus padres, ambas son partes afectadas por el mismo hábito mal adquirido. Siempre con mentalidad de equipo, para ser más efectivos.

Precios


Sesión de psicología

70 €

Sesión de coaching psicológico

70 €

Sesión de psiquiatría, 1ª consulta

120 €

Sesión de psiquiatría, siguientes consultas

100 €